arcanos

arcanos

Bienvenidos

Este espacio está dedicado al estudio y la orientación humana a través del Tarot. Experimentaremos el Tarot y compartiremos interesantes aportaciones realizadas por numerosos estudiosos e investigadores del Arte del Tarot.

viernes, 10 de septiembre de 2010

El vínculo Kármico


A la hora de consultar el Tarot hay una pregunta muy recurrente y es... si tal o cual persona es nuestra alma gemela O si existe algún vínculo kármico.


Para aclarar este punto, nuevamente recurro a este espacio para dar una respuesta generalizada a este tema, que tantas y tantas veces me soléis preguntar. Trataré de exponerlo de una forma sencilla para que podamos diferenciar lo que la enseñanza esotérica entiende por lo que se conoce como Alma Gemela y Pareja kármica.

La Enseñanza esotérica reconoce dos tipos de vínculos que pueden reunir a las almas y atarlas en un destino común. El vínculo o lazo Kármico y el vínculo o lazo Cósmico.

El vínculo kármico es el más común y puede afectar a cualquier tipo de relación… pareja, amigos, compañeros de estudio y trabajo, padre e hijos etc.

El término karma procede de la Escuela Esotérica Oriental y viene a representar las fuerzas desencadenadas en anteriores encarnaciones (vidas pasadas) tanto a las buenas como a las malas.

La esencia o clave de este vínculo es la reacción, es decir, el hecho de que una persona sienta una emoción hacia otra no las une, sino que es necesario que medie algún tipo de reacción.

Por ejemplo: Si una persona ama a otra y el amor es recíproco, se forma un vínculo; Si una persona ama a otra y el amor es devuelto con odio, o con desprecio o con cualquier forma de resentimiento, también se forma un vínculo. Lo único que impediría que se estableciera un vínculo sería la total indiferencia. Lógicamente dependerá de la intensidad de la emoción que se haya experimentado, el que dicho vínculo kármico sea más o menos fuerte.

El vínculo Cósmico ya pertenece a otro nivel de evolución, y son personas que se unen con el objetivo de servir y no motivadas o guiadas por el mundo de las emociones. Es decir, aquí estaríamos hablando de lo que se denomina “Maestros Espirituales”. Por lo tanto este punto lo dejaremos aparte.

Siguiendo con lo que establece la Enseñanza Esotérica… existen 3 tipos de parejas…y aquí nos movemos dentro del vínculo kármico y ya centrándonos en el área de las relaciones de pareja: La Pareja Gemela (o alma gemela), la pareja dharmática y la pareja Kármica.

Aunque se usa la terminología karma y dharma… seguimos dentro del vínculo kármico, digamos que con estos dos términos diferenciamos las fuerzas benefactoras y las fuerzas más negativas o difíciles de soportar. No me gusta hablar del Karma como algo negativo porque no lo es, pero de alguna manera tengo que ponerlo, y entrar en otras explicaciones sería muy largo, así que para abreviar usaremos esta nomenclatura.


La pareja Gemela o lo que se conoce como Alma Gemela

Para que podamos hablar de este tipo de parejas…la pareja debe coincidir en:

Los aprendizajes que deben realizar.
Las misiones a cumplir.
Ser de sexos diferentes (aquí podríamos entrar en otro debate, pero lo cuento tal y como lo entiende la Enseñanza Esotérica).
Corresponder al mismo nivel de evolución.

Nota: Aquí la evolución no tiene nada que ver con la cultura ni con la inteligencia, sino que se entiende como apertura mental, consciencia, respeto etc.

Por último señalar que este tipo de parejas suelen tener una personalidad muy parecida y son las más difíciles de encontrar en nuestro plano físico.

La pareja Dharmática

Estas parejas son parejas complementarias, es decir, tienen virtudes opuestas y por tanto se complementan. Es una pareja de crecimiento Y además tienen el mismo nivel de evolución. Todos los seres tenemos en el plano físico nuestra pareja dramática. Son parejas normales, dónde pueden darse discusiones o problemas pero dónde hay ciertos aspectos básicos en los que ambos coinciden y se mantienen.

La pareja Kármica

Esta es una pareja de sufrimiento y pueden tener el mismo nivel de evolución con lo cual una vez aprendido lo que les corresponda si deciden seguir adelante juntos, pueden transformar su pareja en una dharmática. En el caso de que se trate de una pareja de distinto nivel de evolución, estas parejas están destinadas a romper, ya que la diferencia de evolución no permite el entendimiento entre ellos. Aquí podemos encuadrar roles como el de víctima y victimario.




2 comentarios:

  1. Elohem,guapísima!es verdad,insisten mucho con esto.
    Lo has explicado de maravillas.
    No me canso de celebrar que hayas creado este espacio,es un placer leerte,siempre generosa,precisa y sabia.
    Te mando muchos cariños!;-)

    ResponderEliminar
  2. Muchas graciass wapaaa !!!
    Eres un SOL !!

    Un besotee

    ResponderEliminar